27 febrero, 2020

La otra cara de las noticias

EL NEGRO PASADO DE AMLO

Por. Juan Bermúdez
La sombra del descrédito se cierne sobre la figura del actualPresidente de México,  Andrés Manuel López Obrador, toda vez quedurante su trayectoria política ha demostrado sus dotes como maestrodel secuestro, el engaño, el chantaje, la extorsión, la violencia y elcrimen, en perjuicio de los casi 123.5 millones de personas quehabitan en el país.
Por primera vez en la historia política del PRD –su ex partido- y deMorena, sale a relucir a detalle, el negro pasado que intentó ocultarcelosamente el actual Presidente de la República; el mismo que antaño,trató de edificar “La Ciudad de la Esperanza y sentirse“indestructible”.
Es decir, aquel político que luego de ser desaforado y retirado de laJefatura de Gobierno del Distrito Federal, heredó a los capitalinosuna deuda superior a los 13 mil millones de pesos, toda vez quedurante los primeros cuatro años de su administración, no logróestablecer un manejo sano de las finanzas públicas.
Por los mismos motivos, su ex partido, el PRD, también dejó pendienteun finiquito de 30 mil millones de pesos, producto de sus siete añosde mandato.

De acuerdo a datos que proporcionaron al autor de este reportaje,integrantes de la bancada priísta en el actual congreso local –antesla Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDF)-, desde que LópezObrador llegó al poder, la capital del país funcionó con un déficitpermanente que incrementó el tamaño de una deuda que, eventualmente,se volvió insostenible.
Ello, porque la administración del tabasqueño no fue capaz de generarrecursos propios para sanear las finanzas y utilizó falsasausteridades que solo fueron recursos no ejercidos, pese a que elPresupuesto de Egresos ordena dichos gastos.
De acuerdo a los diputados locales del partido tricolor, es muycuestionable la aplicación del programa de austeridad “tan cacareado”que según Andrés Manuel generaría ahorros de 3 mil millones de pesosal año, que serían suficientes para saldar el recorte federal.


“La austeridad que promovió el ex jefe de Gobierno, sólo es elemento de discurso, mas no de polémica con resultados concretos”, argumentó en su momento el ex legislador priísta, Héctor Mauricio López.
El político tabasqueño –señaló–, habló insistentemente de ahorros en la administración, pero en la realidad se trató de subejercicios, posposición de obras y otro tipo de acciones que generaron un efectode “austeridad republicana”, pero que en el fondo, sólo se estancaron los problemas.

LA HISTORIA DEL PEJE
Andrés Manuel López Obrador nació el 13 de noviembre de 1953 en elpoblado de Tepetitlán, municipio de Macuspana, Tabasco.
En 2000 asume la titularidad de la Jefatura de Gobierno del Distrito Federal, con el apoyo del PRD, luego de haber sido presidente del PRI en su tierra natal, así como del mismo partido del sol azteca.
Cursó la licenciatura de Ciencias Políticas y Administración Pública en la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y recientemente se tituló con la tesis Proceso de Formación del Estado Nacional en México 1821-1867 e inició su carrera política al colaborar activamente en la campaña electoral de Carlos Pellicer para la gubernatura deTabasco.
En 1977 fue nombrado director del Instituto Indigenista de su estado natal y en 1984 emigró a la ciudad de México para asumir la Direcciónde Promoción Social del Instituto Nacional del Consumidor.
Conectado desde su época universitaria con el ala marxista dentro delPRI, –originada cuando el presidente Lázaro Cárdenas se alineó con laURSS en los años treinta–, colaboró primero con el gobernador EnriqueGonzález Pedrero en Tabasco, y más tarde se unió a la disidencia queencabezó Cuauhtémoc Cárdenas Solórzano.
Vale dejar constancia que López Obrador –conocido popularmente comoel “Peje”—no es ningún advenedizo en el cardenismo, toda vez que esnieto de José Obrador Revueltas, oriundo de Ampuero, Santander, quienmilitó en el Partido Comunista Español y llegó a México en calidad deexiliado.
Una vez en tierras aztecas, Obrador Revueltas gozó de la proteccióndel entonces presidente Lázaro Cárdenas del Río, a quien inculcó susprincipios ideológicos de izquierda, junto con “Manuelita”, madre yeducadora de López Obrador.
Su retiro de la política en Tabasco se dio no por la voluntad dealinearse con la disidencia de Cárdenas Solórzano, sino porque fueremovido como presidente del PRI a petición de la mayoría de losmandatarios municipales del estado.
Ellos, le achacaban que como cabeza de partido querían controlar sudesempeño y los presionaba para aplicar sistemas de organizaciónsocial que había aprendido en sus viajes a Cuba.
Entre los alcaldes que más lo cuestionaron estuvieron Eugenio Amat dela Fuente, de Ciudad Cárdenas, y Abenamar de la Fuente Lazo, deHumanguillo, habiendo salido estos hechos a la luz pública en 1988 yen 1994 en que “El Peje” contendió sin éxito a la gubernatura de suestado natal.
Obviamente, dejó bien colocados en el régimen priísta a un buen númerode seguidores que cuando decidió radicar en la ciudad de México, lemostraron su gratitud con envíos puntuales de dinero.
Muy diversos y complejos han sido los aspectos de la conducta deAndrés Manuel, sea en su época como priísta de oportunidad y a partirde su inserción en el campo opositor, pero como todos ellos inciden ensu accionar político, porque no pone límite entre su personalidadprivada y la pública, es prudente diseccionarla por capítulos conformea los hechos más sobresalientes que ha protagonizado.
AGITADOR PROFESIONAL
De acuerdo a la opinión de psicólogos, López Obrador es un subversivonato hacia cualquier ordenamiento de la sociedad en que vive.
Este concepto médico es reforzado con una síntesis de sus revueltasmás conocidas a partir de que se incorporó al PRD.
A) Después de perder la elección en Tabasco durante 1988 y asumir lapresidencia del partido del sol azteca, aprovechó las marcadasdeficiencias de gobierno y de divisionismo en el PRI para provocardesestabilización e ingobernabilidad en el estado. Para ello se dedicódurante más de dos años a promover marchas, plantones, mítines,bloqueos de carreteras, invasiones de tierras, secuestros, golpizas,extorsiones y muchas formas de hacer “política” delictuosa por todo elterritorio tabasqueño, hechos que quedaron registrados en la prensalocal y nacional. Aun así, su partido perdió las elecciones en 1991.
😎 En 1991 promovió y llevó a cabo el Exodo de la Democracia queconsistió en una marcha que partió de Villahermosa a la ciudad deMéxico con sólo 150 personas, pero al cruzar los estados de Veracruz,Puebla y Tlaxcala, lo hizo engrosar con sus arengas antigobiernistas acerca de 5 mil personas, en su mayoría desocupados e indigentes queentraron a la capitales 5 de enero de 1992, gritando slogans del PRDasí como vivas a López Obrador y al Ché Guevara, al tiempo que exigíanla renuncia del gobernador tabasqueño, Salvador Neme Castillo, quienlo había derrotado en las urnas.
Ocuparon la Plaza de la Constitución, corazón de la capital mexicana yse sostuvieron mediante las generosas dádivas de los priístas quequerían quitárselos de encima y de los perredistas que les pagaban porno regresar, lo que al fin ocurrió el 28 de enero, fecha en la queNeme Castillo renunció y Andrés Manuel López Obrador levantó laocupación cargado de dinero y de “prestigio” entre la izquierda.
c) El 1° de septiembre de 1993 fueron secuestrados en Villa BenitoJuárez, Tabasco, 17 jóvenes profesionistas enviados por la ComisiónNacional de Derechos Humanos para verificar denuncias de campesinosdamnificados por obras de Petróleos Mexicanos. El secuestro fuecometido por secuaces del “Peje”, quienes durante seis días llevaronamordazadas a sus víctimas hacia diversos pueblos, donde lesinteresaba presionar a PEMEX para que entregara “indemnizaciones” amiembros del PRD, equivalente a 12 mil millones de pesos. Losinfortunados fueron liberados por los cuerpos policiacos.
Mucha gente pidió en las calles que se encarcelara a López Obrador,pero como actuaba impunemente, presentó de nueva cuenta su candidaturapara gobernador con el lema “Trabajo, Honradez y Justicia”, y serenovaron las marchas, plantones y agresiones violentas contra laciudadanía.
D) Los actos más agredidos por AMLO para presionar por la obtención dela gubernatura, fueron la toma y en no pocos casos, el incendio depozos petroleros –que eran propiedad de la nación–, a manos defuerzas de choque del PRD que personalmente incitó y envió los camposde PEMEX a plena luz del día.
Nadie daba crédito a tanta barbarie, pero igualmente nadie hizo nadapor impedírselo. El propio presidente Ernesto Zedillo actuó conflaqueza, olvidó la ley y el interés nacional y detuvo lasaveriguaciones previas iniciadas por los ataques contra las víasfederales de comunicación, daño al patrimonio del Estado, amenazascumplidas y otros más.
Con ello, el “Peje” quedó con tanta impunidad y tan ensoberbecido quedías después envió a su incondicional Julio César Alvarez Santos y auna turba de perredistas a tomar las instalaciones de la petroquímicade ciudad PEMEX donde causaron destrozos a la paraestatal y anumerosos comercios privados.
El bloqueo culminó con una marcha hacia Villahermosa donde exigieronde PEMEX y del gobierno de Tabasco, la astronomía cifra de 225 milmillones de pesos para repartir entre 7 mil perredistas que entregaronjugosas sumas a su líder “defensor de la honradez y la democracia”.
Y así desde 1993 a 1995 llegaron a acumularse 247 denuncias contraLópez Obrador y sus colaboradores, mientras que en 1996, se leadjudicaron otras 100 de estas, sin que por eso, haya sidoencarcelado.
Existen constancias de que el ex presidente Carlos Salinas de Gortari,el ex titular del entonces denominado Departamento del DistritoFederal (DDF), Manuel Camacho Solís y PEMEX entregaron cuantiosassumas de dinero a López Obrador para que contuviera los desórdenes eindemnizara por el “desgaste físico” que sufrieron sus manifestantes yalborotadores. Nunca se conoció el paradero de ese dinero.
Con mucha razón, el escritor Rafael Loret de Mola, al presentar aprincipios de 2004, su libro “Destapes” afirmó que Andrés Manuel “esun hombre que cuenta con tan extraordinaria capacidad deinsubordinación que podría llevar a México hacia una racha debarbarie”.
Bajo el título “López, 10 años de Violencia Callejera”, el extintorotativo La Crisis publicó un amplio reportaje firmado por elperiodista Mauricio Laguna Berber, sobre el negro historial del exjefe de Gobierno.
En la publicación se narra la década en que a “machete limpio” y otrotipo de armas blancas, sus seguidores arremetían contra lostrabajadores de Petróleos Mexicanos, así como del terror que sembraronsus huestes en muchas comunidades sureñas.
ANTECEDENTES CRIMINALES
Si bien en las acciones subversivas hasta el momento reseñadas, elprotagonista de esta historia cometió delitos por propia mano –en sucalidad de agitador social–, existen otras acusaciones queensombrecen más aún el panorama y que igualmente quedaron impunes,pero que no pudieron ser cubiertas con el “velo político”
El día 9 de julio de 1969, según una publicación alterna de ElUniversal, o cuatro años antes según otras versiones, Andrés Manuel ysu hermano menor José Ramón, jugaban con una pistola propiedad de supadre.
Cuando de pronto, cayó al suelo José Ramón y con un balazo en elpecho, que lo privó inmediatamente de la vida.
Manos misteriosas hicieron desaparecer todos los archivos de esa épocaen Tepetitlán, e inmediatamente se hizo saber a los habitantes que elsuceso había sido un accidente.
Sin embargo, inevitablemente también comenzaron a surgir versiones deque eso se trató de una venganza de Andrés Manuel, quien siempresostenía fuertes riñas con su consanguíneo.
Por el hecho, López Obrador fue encarcelado, pero muy pronto liberadopor la intervención de don Diego Rosique, hombre influyente de laregión. La situación se tornó tan abrumadora que la familia se vioobligada a cambiar su residencia.
Otro suceso que no pudo ser encubierto en su totalidad, fue el que sepresentó también en Tepetitlán, donde Andrés Manuel se lió a golpescon un joven llamado José Angel León Hernández.
En el incidente intervino Carlos Manuel Rovirosa, quien al percatarsede lo ocurrido se acercó al sitio y separó a ambas personas.
Sin embargo, Andrés completamente iracundo, cuando ya se marchaba,repentinamente se volteó y lanzó una pelota de beisbol a la nuca de surival, quien inmediatamente se desplomó inconciente.
José Angel, quedó mal herido, tendido en el suelo y nunca más pudorecuperar la conciencia, toda vez que quedó en estado vegetativo, delo cual se le derivaron ataques epilépticos.
Posteriormente, el estado del muchacho se agravó y en pocos meses, murió.
PERFIL PSIQUIATRICO
Por otro lado, cabe señalar que en abril de 2004, al calor de losdebates provocados por los primeros “videoescándalos” queprotagonizaron personas allegadas a López Obrador, un grupo de médicosespecialistas entregó al periodista Blas Alejo Buendía, el resultadode un examen sobre el perfil psiquiátrico del perredista sureño.
Dicho estudio revela en una parte de su contenido que “Ser trata deuna persona con una buena dotación intelectual cuyo pensamiento seencuentra formalmente estructurado”.
Es capaz, agrega el documento, de anticipar, organizar y planear susacciones y considerar previamente las consecuencias de las mismas. Escapaz de hacer juicios y razonamientos lógicos aunque las funciones desentido y prueba de la realidad aparecen distorsionadas por el manejomanipulador del razonamiento.
“Esto lo logra con una tendencia enmascarada de intencionesinconscientes o con intensiones de manipular conscientemente la imagenque presenta”.
“Mantiene una actitud de rebeldía, desplazando a figuras querepresentan autoridad y rechazo por las bondades de éstas. La dinámicasubyacente es la del príncipe, que espera y desea la muerte del padrepara poder ser rey y mientras el padre viva se obstaculiza el deseo”.
“Su actitud es la de alborotador que no encabeza el movimiento queprovoca y se ubica como el que apoya a los otros. De hecho lo que hacees echar a andar a los demás, Tira la Piedra y esconde la mano,esperando que otros lo protejan”.
“Su competencia es desleal, pues está basada en el desprestigio delrival y no en la superación propia. Es un líder regresionador noprogresista que lleva al contacto con los aspectos primitivos y a lapérdida de los reguladores adultos que son la madurez, la prudencia yla tolerancia”.
“Su propia necesidad egoísta, su ambición, su deshonestidad son vistasen los otros. Esto, para negar la envidia que siente por quien cumplecon la función de gobierno y que le provoca el deseo de destruir ydevaluar a quien posee lo que él desea, para así, no envidiarlo”.
“Es ingrato, no reconoce lo recibido como parte de la formación de supersona sino que se postula como quien se hizo así mismo ydesconociendo a quienes le dieron trabajo, carrera y oportunidades”.
En el capítulo “Análisis sobre su Carácter”, el estudio menciona que“es ambivalente y conflictivo ante las figuras de autoridad. Está másorientado al personalismo que al proyecto comunitario aunque no vacilaen utilizar este proyecto para su lucimiento, tiende a formar unaimagen de redentor, grandioso y omnipotente”.
“Es capaz de ofrecer promesas mágicas como recurso para la seduccióndel auditorio, pero no se compromete nunca personalmente. Echar aandar a los demás y los hace pelear por él, manteniendo una postura deobservador como si no participara de lo que provoca”.
“Se envalentona a distancia, cuando evalúa que no hay riesgo, peroevita el enfrentamiento directo y la confrontación. Es artero en elataque y utiliza la calumnia con facilidad para desprestigiar a quienconsidera su rival”.
“Usa argucias, mañas y subterfugios de manera efectiva, es hábil en lamanipulación para salir bien librado de la crítica. Se defiende bien ytermina apareciendo como el auxiliar mediador del conflicto y laspartes resultan las conflictivas”.
“Es de un carácter rebelde, intransigente e hipócrita que tira lapiedra y esconde la mano”, concluye el análisis psiquiátrico.
EL INDESTRUCTIBLE
Ya como Jefe de Gobierno del Distrito Federal, –a cuyo cargo llegópor la votación de masas empobrecidas y burócratas socializados—Lópezcomenzó a ser blanco de diversos ataques, debido al surgimiento dealgunos “oscuros pasajes” de su existencia, situación que tildó de“calumnias al benefactor”.
Fue entonces cuando se hizo llamar asimismo, “el indestructible”, asus principales enemigos “los innombrables” o “impronunciables”.
Además, delineó su plan para alcanzar la presidencia de la República en 2006.
Cabe señalar que el político sureño no debió ser aceptado en laselecciones de 2000, como candidato del PRD para ocupar la titularidadde la administración local, toda vez que no cumplió con el requisitode ser oriundo de la capital del país y tampoco tenía más de cincoaños de residencia en la urbe. Hasta 1997 López Obrador se encontrabaoficialmente domiciliado en su estado natal.
Sobre esta situación, hubo amplios y constantes debates en elInstituto Federal Electoral (IFE); pero la condescendencia de lospartidos por un lado y el favoritismo hacia su persona por parte deltambién comunista José Woldenberg –entonces presidente de dichoórgano—le dejaron la vía libre hacia las urnas.
Esta situación arrojó los resultados que actualmente se padecen en lapolítica y la vida cotidiana.
EL ORIGEN DEL COMPLOT
De acuerdo a investigaciones realizadas por este medio informativo, lahistoria del famoso complot, comienza en diciembre de 2004 con lasimágenes de Cuauhtémoc Cárdenas, líder “moral” del PRD, en unaDelegación de Policía, en donde trataba de aplicar sus influenciaspara liberar a un grupo de jóvenes que asaltaron una licorería, elcual era encabezado por su sobrino Johan Branef Batel.
Esto ocurrió apenas y algunos días después de que había ocurrido ellinchamiento de tres agentes de la Policía Federal Preventiva en elpueblo San Juan Ixtayopan, –perteneciente a la Delegación Tláhuac-,ante la inoperancia de los cuerpos policiacos del DF así como delgobierno local.
En octubre, la Cámara de Diputados se cerró en dos ocasiones por laviolenta toma de la tribuna por los mismos diputados del PRD que enseptiembre 2004 habían saboteado el informe presidencial y durante losmeses anteriores se había visto una constante pasarela de“videoescándalos” protagonizados por los hombres más cercanos a LópezObrador.
En medio, sin embargo, de tan pesada atmósfera de desprestigio queenvolvió al PRD por los actos delictivos y subversivos que cometieronsus líderes, resulta sorprendente que en ese momento el periódicoReforma, el New York Times y la cadena televisiva CNN en EstadosUnidos, se hayan referido a Andrés Manuel López Obrador “como laprimera opción del electorado mexicano para las elecciones de 2006”.
Y mucho más extraño, pero coincidente, resulta lo declarado por elpresidente Vicente Fox en Brasil, en el sentido de que “México estápreparado para cualquier forma de gobierno”, en obvia referencia alviraje de izquierda que invade a casi toda Sudamérica.
Hace cinco años, el PAN rompió la hegemonía del PRI con un candidatoque alzó la bandera del cambio para lograr seguidores, pero su triunfono se hubiera producido sin el apoyo y activismo de amplios sectoresdel clero político y la bendición complaciente del Departamento deEstado Americano.
El viejo liderazgo panista creyó que inauguraba una larga era políticabajo su control, pero desde mediados del periodo foxista, ya nadiepuede ocultar que el “barco hace agua” y que difícilmente llegará a sudestino, lo que explica el dicho foxista: “México está preparado paracualquier forma de gobierno”.
Lo grave es que mientras el PAN sigue con su acumulación de derrotaselectorales y sus presidentes, fracasos de gobierno, no hay en laatmósfera nacional ninguna iniciativa política, ni del PRI ni deninguna otra corriente que presente propuestas constructivas parasalir del pantano en que se encuentran la imprescindible reforma delEstado y la reconstrucción de instituciones que devuelvan a laciudadanía la fe en la nación y en las autoridades.
Asusta que a estas alturas del sexenio, los grandes partidos sólo seocupen de golpearse entre sí, engolosinados con sus posiciones, comosi ya cumplieran con un papel de segundas figuras que ceden espacio ala proclama del “proyecto alternativo de nación”, Veinte PostuladosHacia un Cambio Verdadero, de Andrés Manuel López Obrador, del que yase ocupan muchos medios y la Revista Memoria, del Partido Comunista,como vocero de avanzada.
De acuerdo a un análisis elaborado por el Frente Nacional Luis DonaldoColosio , “da mucho qué pensar la indulgencia de los tres poderesfrente a la agresividad de los perredistas en todo tipo de ámbitos.Insultan al presidente de la República, se amotinan en el Congreso,agraden a puñetazos a los legisladores, irrumpen con turbas en actospúblicos, despilfarran el erario público, se venden al mejor postor ysiguen impunes en su sitio con una que otra excepción”.
Ese sospechoso proceder conduce irremisiblemente a la ingobernabilidady al caos social que es precisamente el caldo de cultivo para eldesplome de las instituciones y el arribo de “cualquier tipo degobierno”, como dijo Fox.
Este cuadro de descomposición que asoma en México, no es ningunanovedad para el continente americano, toda vez que en años recientesse pudo visualizar en países como Argentina, Brasil, Chile, Ecuador,Uruguay y especialmente en Venezuela.
En estas naciones, la omisión de los partidos tradicionales pararesolver los problemas populares fue sustituida por el clamordemagógico de las organizaciones de izquierda que no tienen escrúpuloen ofrecer todo lo deseable al pueblo ingenuo y necesitado parahacerlo marchar por las calles, provocar desórdenes y arrancarles suvoto.
Tal es la historia de los Chávez, Lula, Kirchner, Lagos, Gutiérrez,Vázquez y demás ex guerrileros que tras la caída del muro de Berlín selanzaron a la implantación del socialismo por la “vía democrática”.
“Y como el camino más cómodo es el de las urnas, que todo blanquean,el muy conservador gobierno de Estados Unidos no sólo los acepta, sinoque los defiende, como ya algunos círculos políticos de Washington yNueva Cork comienzan a hacerlo con López Obrador”, manifiesta elFrente Nacional Luis Donaldo Colosio.
Conforme aparecieron las pruebas de la flagrante corrupción de losperredistas allegados al político tabasqueño, como Carlos Imaz,Gustavo Ponce y René Bejarano, se vio en los gestos del ex jefe deGobierno el desdén por las acusaciones, como si él hubiera sidoofendido y no la sociedad.
Se negó a reconocer evidencias y nunca se deslindó de esos actosdelictivos, pues solo se limitó a precisar que eran conductas ajenas asu gobierno, con lo que asumió implícitamente responsabilidades.
Cuando trató de desligarse de la situación, ya era demasiado tarde yurdió entonces la teoría de un “complot” para cerrarle el paso a lapresidencia de la República, aunque nunca especificó quieren eran loscomplotistas. AMLO anda suelto y debido a su desmedida hambre depoder, logró su propósito: gobernar al país y ponerlo completamente decabeza para vengarse de todos sus detractores.

La información debe ser compartida