17 septiembre, 2020

La otra cara de las noticias

RECHAZA MONREAL CONSULTA POPULAR SOBRE INGRESO BÁSICO UNIVERSAL

*No tiene mi venia pero tiene mi respeto

Oscar Navarro

Ricardo Monreal, el líder de Morena en el Senado, donde ostentan la mayoría, mostró este jueves su rechazo a la iniciativa que senadores de la oposición presentaron para poder realizar una consulta popular donde se pregunte a la ciudadanía si está de acuerdo en que el gobierno entregue un “Ingreso Básico Universal”.

Para la propuesta de Consulta Popular que otorgue un Ingreso Básico Universal me hubiera gustado un mayor consenso; no tiene mi venia, pero tiene mi respeto

El también presidente de la Junta de Coordinación Política del Senado (Jucopo), que reúne a todos los líderes de los partidos representados en la Cámara, aseguró no estar de acuerdo en la forma. Sin embargo, dijo, hay una Comisión que está analizando el tema.

Y es que este miércoles, un grupo de 43 senadores de la oposición, incluidos legisladores del PAN (Partido Acción Nacional), PRI (Partido Revolucionario Institucional), PRD (Partido de la Revolución Democrática), MC (Movimiento Ciudadano) e incluso dos de Morena, firmaron la petición enviada al presidente del Senado, Eduardo Ramírez.

El grupo consiguió la tercera parte de integrantes del Senado que las leyes requieren para que se pueda tomar en cuenta la solicitud de consulta. Sin embargo, a diferencia de la solicitud que el presidente mexicano puede enviar al Congreso, la realizada por los mismos senadores debe pasar primero por Comisiones, después por el Pleno de ambas Cámaras y por último enviada a la Suprema Corte (SCJN).

La pregunta que propusieron fue: “¿Está usted de acuerdo en que el Gobierno Federal otorgue un apoyo económico a las trabajadoras y trabajadores formales e informales que pierdan su trabajo o disminuyan sus ingresos con motivo de crisis económicas por las que atraviese el país, como la originada por la contingencia sanitaria del COVID-19?”.

La petición fue turnada a la Comisión de Gobernación. Sin embargo, desde el inicio de su arduo camino rumbo a su confirmación, el primer gran escollo se le presenta directamente ahí, ya que Morena tiene mayoría de legisladores presentes en dicho comité senatorial.

La comisión, formada por 15 senadores, incluye siete legisladores morenistas, uno del PT (Partido del Trabajo), aliado de la mayoría, tres del PAN, dos del PRI, uno del PRD y uno más de MC, que a pesar de que fue incluido en la petición de consulta popular, la solicitud apenas consignó a un senador de dicho partido a pesar de ser ocho en total en el Pleno.

Esto hace aún más difícil que el esfuerzo de la oposición consiga avanzar su solicitud de consulta popular. Sin embargo, a pesar del rechazo de Monreal, el mismo líder morenista no descalificó directamente la propuesta, aunque detalló que hubiera preferido un diálogo más amplio entre todas las fuerzas políticas.

“Vamos a ver qué procede jurídicamente”, dijo sin comprometerse a nada Monreal. En caso de que la solicitud pueda avanzar en la Comisión de Gobernación a pesar de tener todo en contra, pasaría al Pleno del Senado, que la discutiría.

Si el Pleno la aprueba con mayoría simple (algo que requiere forzosamente del apoyo de la bancada de Morena), pasaría a la Cámara de Diputados, donde también requeriría una mayoría simple, aunque, de nuevo, el partido en el poder es quien ostenta la mayoría de escaños.

Una vez superado el escollo del Congreso, pasaría a la Suprema Corte, donde se definiría si la pregunta consensuada en el Poder Legislativo es constitucional. En caso de no serlo, la solicitud se archivará de manera definitiva. Si se declara constitucional, se definirá entonces una fecha para su realización.

Por su parte, el coordinador de los senadores del PAN, Mauricio Kuri, aseguró que la petición de consulta popular fue presentada por la oposición “ante la negativa del Gobierno federal y de sus grupos parlamentarios en el Congreso a discutir y aprobar apoyos económicos para quienes se han visto afectados por la pandemia”.

Es primordial que los propios mexicanos decidan si este gobierno debe otorgar directamente a los trabajadores desempleados o a quienes han visto disminuidos sus ingresos una ayuda económica para sortear la crisis».

El senador destacó que independientemente de las diferencias entre partidos, 43 legisladores alcanzaron la unidad, al enfocarse en las grandes coincidencias y “en el bien común, poniendo por encima el interés del país y de las familias”.

Recordó que, desde marzo, el PAN en el Senado propuso una Ley de Emergencia Económica que incluía un Ingreso Básico Universal, para entregar un apoyo de 3,207 pesos mensuales a desempleados y 27,000 pesos mensuales a micro empresas, para que puedan pagarle a sus empleados y así conservar sus trabajos.

La información debe ser compartida